Volver al agua

 

Volver al agua

Y después de los fuegos ahogados, quemados por las matemáticas del espejo,las liturgias del desorden otros templos de mundos, demonios y carne,cuando ya el crepúsculo es oro que baña los restos heroicos de naufragio por venir y la noche de hielo se presiente próxima,me apresura la inaplazable sede volver al agua,al origen mismo donde se fraguara el hierro de la vida,con la irreductible intención de revivir,desde las húmedas pavesas de lo vivido,tiernos incendios de orasen tus sueños,y, en los míos,feroces océanos de luz entre humos de espumas olvidadas,con el soplo apenas de mi latido más ávido de ti.Pero antes, tendré que quemar,con lágrimas,todas las fotografías.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *