Un tal cuatro de abril

decir adios

Empezó todo en una fecha, un cuatro de abril, ese día fue el día que me atreví a hacerlo, me atreví a estar a su lado, después de tanto preguntar por el, después de horas en la ventana mirando a ver si venía con su coche que tanto me gusta, y ahora llevamos casi dos años, dos años en los que ha habido de todo, ha habido sentimientos, lagrimas, sonrisas, rayamientos, pensamientos y sí es cuando después de tanto tiempo te das cuenta de lo que de verdad puedes hacer por una persona, te das cuenta de que haces algo por ella y tal vez no consigues nada o consigues mas de lo esperado, que tal vez actúas bien o tal vez actúas mal, pero siempre queda la duda, de si todo va a terminar, de si ya no puedo mas, de si todo esto ha pasado porque somos muy parecidos o tal vez porque somos muy distintos, de si ella es mejor que yo o de si de verdad se ha dado cuenta de todo lo que daría por el, pues sí es verdad que por el daría mi vida, a cambio de nada.

Entre nosotros ha pasado de todo, y siempre había buenos momentos y malos momentos, pero a pesar de todo siempre hemos seguido unidos, siempre hemos luchado porque esto no se terminará, pero llega un momento que no puedes mas, que solo necesitó que sea mío, tenerlo entre mis brazos y poder decirle esto va a durar un SIEMPRE.

Han sido tantas promesas, que no han valido para nada, hemos luchado para no merecernos nada. Y así con toda esta historia, no puedo mirar en un pasado, y mirar lo buenos momentos, solo puedo mirar en un futuro y en que no estaremos unidos, porque esa persona tal vez no te quiere a ti como tu la quieres a ella, porque yo lucharía asta el día de mi muerte pero ti, lo tienes demasiado fácil, solo piensa en que lo hagan feliz, y tal vez yo no lo puedo conseguir.

Ella tiene cosas que yo nunca podría darte, pero sabes que es lo mejor de todo? que estoy tranquila, estoy tranquila porque sé que nunca te va hacer tan feliz como yo.

Me dijiste que luchará, que no me rindiera, que no me separará de ti, pero nunca pudiste llegar a pensar que el amor hace el olvido, que si no te tengo, no puedo verte, que si no estas a mi lado para decirme te quiero no puedo vivir.

Por eso mismo solo puedo desearte lo mejor en esta vida, y que te deseo con toda mi alma que nunca seas tan feliz con ella como lo fuiste conmigo, y espero que algún día te des cuenta de lo que llegaste a sentir y de lo que quisiste olvidar.

Y ESE CUATRO DE ABRIL NECESITABA QUE FUERA UN SIIIIEEMPREEE!.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *