Un gran amor perdido

 

Deberías sentirte muy alagada
al oír a una persona
tan sensible y enamorada
tratarte de dama y señora.

Mucho cariño te profesaba
a través de escritos en verso
y su gran amor te confesaba
tu buen amigo Terso.

Leyendo sus poesías
que contienen tanta dulzura,
sus pesares y alegrías
se expresan con gran ternura.

Que lastima que la adversidad
se lo llevara fuera de tiempo,
disfrutas de toda la eternidad
ya que en cada momento,
releyendo sus escritos
tienes el consuelo y la suerte
de recordar tiempos vividos
hasta después de su muerte,
pues no quedará en el olvido
este gran amor perdido.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *