Tu Puerto lejano

Tu Puerto lejano

Anoche decidí por fin partir de tu puerto,
He levado el ancla que dejé encallada en tus sueños,
Parto con mis velas rotas y mi barca maltrecha
Pero con el viento en popa a mi favor.

Mi camino es largo sobre el mar de mis anhelos
Y aún se es inmenso mi dolor, navegaré sin miedo
Pues ahora baso mi fortaleza en éste amor propio
Y por ti no tocaré el fondo de nuevo.

No conozco mi destino aún, no se cuanto he de tardar
Pueden ser horas, minutos, o quizás una eternidad,
Ya no temo al horizonte que diviso pues
Hoy el sol en mi vuelve a brillar.

Aunque he tirado la brújula de mi desventura
Sé que voy por buen camino pues me acompaña
Como siempre mi confidente, mi luna amiga, aquella
Que con tristeza iluminó mi soledad y ahora mi partida.

He superado al fin la tormenta de tus desaires
Y la tromba de tus desplantes ha desbastado
Mis sueños de cuidarte y adorarte, pero ya no siento
Por ti odio, después de ti he aprendido a valorarme.

Navego con bandera de ilusión asida al asta de mi esperanza
Y aún mi camino sea largo, oscuro y con oleadas
El aire fresco que respiro ahora me huele a paz
Y a mi libertad que en ti buscaba.

Y hoy por fin con desazón he logrado desterrarte
de lo mas profundo de mis entrañas, y si bien
de soledad he de morir no naufragaré, ni volveré a
anclarme en tus turbias aguas.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *