Tu Niña

No he perdido mi infancia,
sólo la adapté para que puedas habitarla.
No deshojé con tus manos mi inocencia
pero te la entregué la vez que me besaste.
No terminé de vivir mi fantasía,
sólo hice de ti ese príncipe encantado.
No conocí la seriedad
pero he sabido tenerte entre sonrisas.
No he madurado,
no he aprendido a crecer,
no he dejado de ser una niña
pero te amo tanto como una mujer.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *