Te Hubiera amado

Te hubiera amado

Te hubiera amado.
Perfil solo, nubes gris, nimbo de olvido.

Con el misterio de la mirada,
Bajo la tormenta oscura de palabras,
En la tristeza o puñal de cada beso,
Hasta la ira o la melancolía,
te hubiera amado.

Ay, cuerpo que el amor se resiste
No ofreciendo su nocturno abandono a unos labios.
Sobre su piel la luna inútilmente llama,
Llama inútil la noche
Y el sol, inútil llama, lame
Con una lengua sombría su dos senos.

Te hubiera amado,
Rostro donde el día toma su luz hermosa.

Frío, dolor, nubes gris de siempre,
Como un relámpago entre el sueño amanecías
Sonámbula y bella atravesando
una aurora.

Tarde naval sobre el azul se extiende.
En el sueño del horizonte todo se olvida.
Vive tú aún, secreta existencia,
Mía como el deseo que nunca se extingue.

Vive fuerte, relámpago que un día amanecías
llama ahora de nieve.
Mírame aún pero recuerda
que se olvida.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *