Así te conocí

Un dia al pasar por messenger noté una aunque hermosa pero triste mirada me pregunte si la podía hacer feliz y bueno me lance en una cruzada luchando contra mis demonios internos, logre vencer perder el miedo y pronto para decirte todo lo que siento.

Me dices que tu corazón pertenece a otro caballero y pero me queda tu aroma tu perfume hoy en día cuando recuerdo tu mirara triste, yo entiendo porque llorabas aquel día pero me sostiene en pie la esperanza de sentir tu cuerpo junto al mio en una noche de eufórica carrera de maratonicas y románticas caricias de nuestros cuerpos despojados de toda vestimenta.

Ya olvidando quienes somos o de dónde venimos y llegando a ese lugar donde solo los corazones fuertes logran llegar ese punto que algunos sueñan con tener y nunca logran ahí te esperare siempre a mi querida amiga.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *