Para llorar

para llorar.Es para llorar que buscamos nuestros ojos
Para sostener nuestras lágrimas allá arriba
En sus sobres nutridos de nuestros fantasmas
Es para llorar que apuntamos los fusiles sobre el día
Y sobre nuestra memoria de carne.

Es para llorar que apreciamos nuestros huesos y a la muerte sentada junto a la novia.

Escondemos nuestra voz de todas las noches
Porque acarreamos la desgracia
Escondemos nuestras miradas bajo las alas de las piedras
respiramos más suavemente que el cielo en el molino
tenemos miedo.

Continuar leyendo