Ridícula calamidad

Ridicula calamidad

el hombre que hace la guerra,
¿qué rostro tiene?
¿qué nombre?
perdió la identidad:
el hombre que hace la guerra no es él.
la máscara es él,
el poseído.
hacían bien
los antiguos dioses en decirlo
en aclamar
“soy yo”
no el hombre,
soy la guerra yo.
el hombre que hace la guerra
ya nada tiene de humano
no es él
es otro
es el dios de la guerra
reencarnado
y su nombre no es su nombre
es la máscara.
no hay nada del hombre en el hombre
que hace la guerra
repito
no es
no podría ser
no podría ser él
el descarnado
el incomprensible.

incomprensible
hacer la guerra siendo
el hombre
hacer la guerra siendo.
debe ser no ser.
debe ser
eso.

 

Patricia García-Rojo

Tu mi calamidad

Tu mi calamidad

Que calamidad la mía;
al ver tu mirada, es
como ir hundiéndose
a lo mas profundo de esta gran desesperación
que me invade y fluye
lentamente hasta mis huesos

Que calamidad la mía;
y que diestro eres tú
con tu habilidad; eres  tan capaz
de hacer que de mis ojos
salga una lagrima que
grita tu nombre
ya sin voz, ya sin sonido alguno
pero se siente tan siniestro
Pero que calamidad la mía

que cada  cara; cada risa;
cada momento vivido
estás tan presente como
tu ausencia
estas a lo profundo de mis
sueños, a lo alto de mis
recuerdos y en lo invierno mi alma