Mis ojos miran hacia el ocaso

Ansiedad

Mis ojos miran hacia el ocaso de la tarde
Por ese camino por donde espero verte llegar
¡Tanto tiempo sin ti amor mío, Vida mía!
¡Todos los días cuando se va ocultando el sol
me siento en la vereda y mis ojos fijos en el camino!
… ¡Pero, tú nunca apareces con tus pasos suaves
y tu rostro amado pleno de amor por mí… ¡Te amo!
¡Te amo! y esta ansiedad que produce la espera!
¡Me consume1 ¡Cuanta ansiedad hay en mí! por verte
llegar por esa vereda llena de flores que para mí
están sin colores, sin perfume, sin olor!

ansiedad de tenerte en mis brazos
tu cuerpo poder apretar
notar el calor que desprenden tus labios
cuando los míos te quieren besar,
ansiedad de sentirte mía
en las horas del ocaso
cuando se muere el día
y la noche va de paso,
ansiedad que mata
lejos de tu compañía
necesidad que mi corazón siente
cuando no eres mía.

Déjenme llorar, que hoy sea ido
De mi más preciado jardín
La flor más bella y me ha dejado hundido
En un mundo de ansiedad y pena
Por ser ella de mi vida el candil
Que alumbraba mi existir, mi mejor quimera

La ansiedad me invita a la pasión, al amor
Y a la aventura, a mirar al cielo y las nubes
Y verte prendido en ellos, sentir la desesperanza
De no tenerte a mi lado.
Que se escapa la luz por el camino de esperarte
Que los días son cortos y las noches largas
La ansiedad es cruel por no tenerte a mi lado
OH amor de mi vida calma esta ansiedad
Que me consume lentamente si ti a mi lado

miro el sendero vacío,
contemplo con desesperación el horizonte,
donde estas,por que no vuelves amor mío?
que mis oídos extrañan oírte decir mi nombre.

Continuar leyendo

Ansias de estar

Ansiedad

Ansia de estar un día en un puente de mando,
recibir en el rostro el castigo del viento;
sin ninguna arribada, por siempre navegando,
sin dudas ni temores, cansancio o desaliento.

Y no saber siquiera, en qué forma, ni cuándo,
ha de concluir el viaje —en milagro de cuento—;
ni cuándo retornar a éste mi lecho blando,
ni a la antigua ventana, ni al dorado aposento.

Acres de sal los labios, ruda racha en la frente,
perdido el horizonte, sin destino la nave,
sin nada que la guíe, sin nadie que la oriente,
mecida por las olas, columpiada en la cresta,
apenas sobre el mástil las alas de algún ave;
sólo el rumor del mar, y Dios como respuesta.

Ansiedad por no tenerte

Ansiedad

Ansiedad por no tenerte, ansiedad por retenerte,
dolor por no encontrarte.

Dime amor mío,¿ que hacer para olvidarte?
mío ojos se desvelan, mis pasos se desgastan en la prisa de mirarte.

Y en la tarde me pregunto ¿ aprenderé a ya no amarte?.
Esta espera vacía, este dolor constante, me desgarra y me, confía
al dolor de cada día.

Mis cienes se contraen de pena y agonía,
y aun con esta ausencia de pena y melancolía,
te seguiré esperando en eterna letanía…

Ansiedad de ti

Ansiedad

Luego de tres décadas sigo sintiendo ansiedad
cada vez que no estoy cerca cuando salgo a trabajar,
cuando salgo antes del alba o regreso trasnochado,
cuando el trabajo me agobia y no te tengo a mi lado.

A dios me encomiendo entonces para sano regresar
te miro dormida, me acerco, un beso, Felicidad!!

Por un minuto de ansiedad

Por un minuto de ansiedad

El cielo nublado lo cubre.
Explícame por favor,
Porque si soy tan feliz
A veces mis versos surgen
Llenos de melancolía.

Sera acaso amor mío,
Que a pesar de saberte mía,
Y que soy correspondido…
Aun no te tengo a mi lado?
Sera porque aun haciendo
El más grande esfuerzo,
Y por más que estiro mi mano…
Aun no alcanzo a tocarte?

Continuar leyendo

Ansiedad esta noche

Ansiedad

Ansiedad esta noche, yo tengo de tú, ansiedad de tus besos
es lo que quiero, para no parar este frenesí.

Ansiedad de tu cuerpo, ganas de tus caricias, y de tu
suave y rica forma de amar, es la ansiedad, que me
pone  con muchas ansias de amar, porque mi piel
se despierta al impulso de tus besos, a ese querer
irrefrenable, en donde yo, te haré el amor sin
ningún respeto. Y es que sólo espero a la noche
para desbocar mi  irrefrenable  y apasionada
ganas de  volverte a amar,
en esta alocada,y sedienta ansiedad.