El sabor de una traición

poema traicionI
Jamas una caída ha dolido tanto como esta; en la que siento el aroma de tus besos y en tus caricias, el sabor de la traición.

II
Nunca me imaginé, jamas pensé, que el desaforo irracional de tu conducta y tus adictivas ganas de sentir que te admiran otros ojos, fuese mi laberinto fuese mi prisión.

III
Deja un sabor amargo, ver una mentira hecha realidad, y es este sabor amargo el que me quema, me llena de un odio y no me deja respirar.

Amargo Desamor

corazon de espinas
Lo que ayer fue amor, hoy con tus acciones, olvidos y des atenciones, va por un solo camino, el del olvido y el desamor.

En este juego que juramos amor eterno diste una parte de tu corazón a otro y se rompió el hechizo, violaste el contrato, del cual me creía el único dueño.

Hoy mi corazón engañado, triste y solitario se encuentra, no lo cree y entiende mi pensamiento, pero es así… la vida es así, no hay remedio solo el olvido la lejanía, y dejar lo pasado en el pasado buscando un nuevo destino que llegue a curar las heridas de un engaño, las heridas de una traición el irrespeto y este amargo desamor.

Para decir un te quiero

te quiero
Hoy no veo las razones
mucho menos los motivos
para yo poder ver de tu alma cuando
brotan los aromas dulces y finos.

Esos aromas, infinitos
de una dulzura ideal
que me inspiran y hacen brotar
prosas y versos muy ricos
para una hermosa mujer
que lo esta pidiendo a gritos.

Para decir en mi suave prosa
que mi amor es un lucero
y que alumbra el firmamento
en espera un te quiero.