Levántame, señor

Dios Crea Grandeza[1]

Levántame, Señor, que estoy caído,
sin amor, sin temor, sin fe, sin miedo;
quiero queme levantar y estoy me quedó;
yo propio lo deseo y yo lo impido.
Estoy siendo uno sólo, dividido;
a un tiempo muero y vivo, triste y ledo;
lo que puedo hacer, eso no puedo;
huyo del mal y estoy en él metido.

Continuar leyendo

A Cristo crucificado

jesus crucificado

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido;
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor; muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muéveme tus afrentas y tu muerte.

Continuar leyendo