Se que mientes

Dignidad de mujer

Se  que  mientes  y  me  dices  adiós

porque  te  vas  con  ella.

Ten  el  valor ¡Dímelo!

Atraviesa  con  la  espada  mi  corazón.

Es  bastante  el dolor  que  me  causas

Bien  sabes  que  nadie  te  amará  como   yo.

 

No  me  podrás  olvidar

mi  recuerdo  como  embrujo  te  asechará.

El sabor  de  mis  labios,

las  caricias  de  mis manos  las  recordarás.

Aun  estando  con  ella

mi  nombre  en  tu mente  tendrás.

 

Inolvidable,  así  seré  par  ti.

Desearas  volver,

será  tarde  otro  corazón  robaré.

Tengo  la  capacidad de  olvidarte

y  un  corazón  con  dignidad  de mujer.

El respeto a mi misma

Dignidad de mujer

El respeto a mi misma
es la dignidad,
nadie podrá avasallar
ese escudo espiritual.

Viajo por el mundo
mostrando mi presencia
y mi forma de actuar
es mi esencia.
Palabras que salen
de labios de una mujer
son profecías que
buscan nacer.

Tú mujer demuestra
que eres digna de imitar
y no permitas que venga
otro a tomar tu lugar.

No llores bella mujer
por haber perdido el sol
porque tus lagrimas
te impedirán ver las estrellas.

Dignidad es tu presentación
y esta es el valor de tu vida,
dejará de existir
cuando tu hayas dejado de vivir.

Dignidad de mujer

Dignidad de mujer

Con el corazón lleno de distancia, ansioso de amor, de comprensión y compañía
Con deseos inmensos de ternura, de que acaricien sus cabellos con amor.
Cansada de que mancillen su cuerpo con burdas caricias que dejan un sabor amargo en la boca.

Negándose a que recorran su cuerpo unas manos que solo pueden satisfacer sus pasiones.
Que triste vivir sin amor, vivir con una relación que insulte su dignidad de mujer, matando cada día su alegría de vivir
No le cortes las alas ¡pues nació para ser libre!
¡No le pongas cadenas que le rompan las manos!
¡Con esas pesadillas que le rompen los sueños!
Te pido que la ames, de la forma como ama…sin ataduras, ni intereses…
Viviendo cada día la ilusión de los sueños