Clasicismo y llaneza

Clasicismo y lleneza

A un caballero y una dama que se criaban juntos desde niños y siendo mayores de edad perseveraron en la misma conversación

Fermio, en tu edad ningún peligro hay leve;
porque nos hablas ya con voz escura
y, aunque dudoso, el bozo a tu blancura
sobre ese labio superior se atreve.

Y en ti, oh Rusilla, de sutil relieve
el pecho sus dos bultos apresura,
y en cada cual sobre su cumbre pura
vivo forma un rubí su centro breve.

Continuar leyendo