Deliro de amor

Delirio de amor

En silencio voy desvaneciéndome entre sueños y delirios,
porque mi corazón yace atrapado en los ojos del amor.

Sí… en esos ojos donde la vida es un manantial de melodías encrespadas,
donde la felicidad no es sólo una palabra dibujada
con tinta de poetas estériles de esperanzas,
donde el tiempo es una estela cansada de tanto latir.

Sí… una estela que se consumirá
en mis manos llenas de cielos recién soñados.

Que el amor habite eterno en la luz que se ata a mi destino,
que se desnude en mis labios cual mujer fogosa y que arda en su pasión,
que se duerma en los cabellos de mi amada
y que la entregue a los destellos de mi corazón,
que se enrede en mis manos como un recuerdo hermoso,
como una huella recién parida.

Continuar leyendo

Elegia

elegias.tropicales.DET[1]

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Continuar leyendo