Sombra perdida

Mi sombra es tu silueta. Hace algún tiempo
persiguen tus recuerdos mis caminos
y sudan bajo el sol, tras mis talones
los días más felices ya vividos.
A veces yo te olvido porque llueve
y al pasar de las nubes te reencuentro,
no importa que florezca un aguacero
Si con el arco iris te presiento.
Ahora el cielo gris, estoy sin sombra,
no tengo ni mi huella en el camino.
Transito por tu cuerpo… y tu figura
es rostro que no siento conocido.
Por eso cruzo sola por las calles
como una vagabunda transparente,
carente de alegría y del reflejo
que corre dibujando a cada gente.
No sé si aún tu imagen me acompaña
o si eres un fantasma fugitivo,
no sé si me persigues o si escapas
a un mundo que hace tiempo habías perdido.
…Y mientras voy soñando tu regreso
con las puertas cerradas por la ira
¿por dónde habrán de entrar todos tus besos?
¿Por qué un rayo de luz no me ilumina?.

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *