Solemnidad

Solemnidad

Cortejada por la solemnidad
de la noche, me siento
en la fortuna de tus besos,
en el soberano dosel de tus labios
y la gracia prendida de tus abrazos.

Tus áulicas caricias hacen un trono
de deseos sofocando la paz
de mi reino, cual Cid derramando
candiles de pasión en torrentes
madrugadas catalanas.

Redondillas palabras de tu boca sacra
Se me antojan gitanas, cual luna
lacaya que se enreda en mi cama
con la flauta de tu alma,
que grata escena de un Cervantes en la arena.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *