Sin Fuerzas pero con animo

Sin Fuerzas pero con animo

Con los pies cansados de tanto caminar, con las fuerzas jugando a arrastrarse por el piso, con la vida en una eterna confusión, así amanezco hoy…

Pero el Sol ha vuelto a salir, las responsabilidades llaman y la necesidad de sentirse vivo apremia y vuelvo a levantarme de mi cama, con la esperanza puesta en que hoy todo va a ser diferente, como diría Roque Valero "hoy todo va a salir bien".

No importa cuan cansada esté, hay un Dios que me dice en cada detalle del día que sobran motivos para vivir: la brisa, el azul del cielo, los amigos y hasta incluso los no tan amigos porque te enseñan a superar adversidades, la familia, la sonrisa de quien te atiende en la comida, la vida misma.

Sin fuerzas para caminar, pero con el mayor ánimo de estar bien me encuentro hoy, con ganas de encontrar un nuevo motivo para sonreír, para luchar, para ser feliz.

Sin fuerzas después de la batalla, pero con ánimos de ganar la guerra contra las tristezas y las decepciones.

La vida es una cajita de sorpresas y si ciertamente llegan cosas malas, ¿por qué no confiar en que llegarán las buenas también?

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *