Similitudes

Similitudes

Con que facilidad morimos. Dormimos,
sobre una ensoñación del camino. Y,
sin darnos oportunidad, morimos,
morimos de la misma manera en la
que todo lo que existe a nuestro al rededor,
muere, muere dentro de mi cabeza, muere
como muere el mundo, muere el silencio
de nuestro universo paralelo.

La cotidiana pesadumbre de otro otoño,
de otra desorientada estación donde
nunca hubo o quizás si, hubo y lo sigue
habiendo en cada partícula de certeza
errante, sentimiento, suburbio, ilusión.

Jóvenes opuestos, que diferentes somos,
que inversos como el color de tus ojos;
Como el miserable sentimiento de tus pies.

Como el humo contaminado la salud,
Como los pulmones del mundo…
Como las similitudes del amor….

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *