Sabiéndote en mi vida

Sabiéndote en mi vida alimento mis sueños,
doy ala a mis sentidos,
descubro frases nuevas de letras no inventadas,
me olvido de mis dudas.
Sabiéndote en mi vida soy princesa
sin precisar de un cuento ni un castillo,
tan sólo con tenerte, mi palacio
se siente enriquecido.

Sabiéndote en mi vida soy la dueña
de los amaneceres
y grabo de ilusiones tu figura
la noche en que me tienes.
Sabiéndote en mi vida tengo luz
para opacar al sol
y puedo crear versos como estos
para hablar de los dos.

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *