Sabiduría

sabiduria

Es una enorme desgracia no tener talento para hablar bien, ni la sabiduría necesaria para cerrar la boca. Se han perdido las buenas costumbres y principios en la educación de la palabra carentes de honra, decoro y decencia en estos tiempos, sobre todo en la mayoría de algunos jóvenes de nueva generación en nuestros días y que no tienen la suficiente elocuencia básica para expresarse, solo escriben y hablan de cosas sin sentido, corrientes, de muy poca clase e interés social.

En todo caso es mejor callar y que sospechen de tu poca inteligencia al respecto que hablar y eliminar cualquier duda sobre ello. Por lo que Cabe mencionar que medir las palabras no es precisamente endulzar su expresión sino haber previsto y aceptado las consecuencias de ellas, de este modo no es necesario decir todo lo que se piensa, pero si es necesario pensar todo lo que se dice. Mejor no hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *