Repletamente cansado

Cansancio

Los replanteos
y contradicciones
y consentimientos sin o con sentimiento cansado
y de los propósitos
y de los ademanes y diálogos idénticamente bostezadles
y del revés y del derecho
y de las vueltas y revueltas y las marañas y recámaras y remembranzas y remembranzas de pegajosísimos labios
y de lo insípido y lo sápido de lo remacho y lo repico y lo rémenos
remansado de los recodos y repliegues y recovecos y refrotes de lo re manoseado y relamido hasta en sus más recónditos reductos.
Repletamente cansado de tanto re tanteo y re masaje
y treta terca en tetas
y recomienzo erecto
y concubitedio
y concubicórneo sin remedio
y tara vana en ansia de alta resonancia
y rato apenas nato ya árido tardo graso dromedario
y poro loco
y parco espasmo enano
y monstruo torvo sorbo del malogro y de lo pornodrástico
cansado hasta el estrabismo mismo de los huesos
de tanto error errante
y queja quena
y desatino tísico
y ufano urbano bípedo hiédalo.

 

Escombro caminante
por vicio y sino y tipo y líbido y oficio
cansadísimo
de tanta tanta estanca metáfora de la náusea
y de la virgísima inocencia
y de los instintitos perversitos
y de las ideítas reputitas
y de las ideonas reputonas
y de los reflujos y resacas de las resecas circunstancias
desde qué mares padres
y lunares mareas de resonancias huecas
y madres playas cálidas de hastío de alas calmas
sempiternísimamente archicansado
en todos los sentidos y contrasentidos de lo instintivo o sensitivo tibio.
Re meditativo o remetafísico y reartístico típico
y de los intimísimos caricias de la lengua
y de sus gastados páramos vocablos y conjugaciones y cópulas
y sus muertas reglas y necrópolis de putrefactas palabras
simplemente cansado del cansancio
del harto tenso extenso entrenamiento al agusanamiento
y al silencio.

Etiquetado en: , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *