Remedo

Inútiles son en verdad 
mis poemas 
pobre imitación de la lágrima que pende del azul nocturno.

como si la noche interna
de algún monstruo desvariase
y se transformare luego
en el hondo suicidio del silencio.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *