Regocijo

 

Regocijo

En Paraguay te damos la bienvenida,

San Juan Bosco,

fundador  de los salesianos,

tu carisma en el mundo nos cautiva,

y nos hace sentir a todos como pueblos hermanos.

Hermanos de la alegría,

hermanos del amor,

identificados con un sentimiento común,

vinculados de corazón con el santo educador.

El alma se encuentra en regocijo,

al contemplarte Padre mío,

tu amor renueva nuestro interior,

y sana las heridas del dolor.

El pueblo necesita de un brío de esperanza,

tantos jóvenes con sus andanzas,

jóvenes que claman por una respuesta,

y tu corazón de amigo, brindó una solución

a muchas  situaciones inciertas.

En este cálido recibimiento,

depositamos nuestras intenciones,

en tu dulce amor de santo,

para un país que necesita de gracias y bendiciones.

Los paraguayos sentimos tu abrazo de padre,

con tanta ternura y regocijo,

y así como los jóvenes de tu oratorio,

nos presentamos como  tus hijos.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *