Recien

Recien

Ahora recién
hace unos pocos minutos casi me fui de espaldas
tocaron la puerta de mi casa esta noche
por una parte
es muy tarde para escuchar nudillos en la puerta
ahora es más tarde aún y al final del poema
será tardísimo,
y por otra que al abrirla se te aparezca Roque Dalton
es como para irse de espaldas ¿no?

¿si o no?,
la cuestión
es que se quedó mirándome
fijo
con esos ojos medio desorbitados que tiene y esputó
tres, cuatro o cinco verdades:
vamos hombre no te preocupes tanto
si a ti como el poeta que has sido y eres
de verdad de verdad
sólo te reconocen un amigo o dos
ah y tu madre,
bueno
"eso explica por lo menos en parte mi problema".

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *