Rabia

Rabia

El mar se ha embravecido

para empalizar conmigo.

La rabia que me arrastra

su marea la empapa,

aunque no se la lleva

a la profundidad acuosa

donde quizás yo estuviera

mejor dormida…

Así mi alma reposa.

¡Clama mar por mi!

que fuerzas no me quedan

con tu potencia y rotura

abrázame en tu espuma

envuélveme en el rizo

que forma tu columna

y trágame hasta el fondo

para quedarme a obscuras.

¡Maldito sentimiento!

me enoja el poseerlo

y cuánto mas me enojo

mas craso es por dentro.

La furia es para tú

¡Oh! mar cuando tú embistes

golpeas con tu fuerza

arrancando hasta la vida

doblegando mil tristezas.

¡Llévame contigo!

y ondea mi frágil cuerpo,

méceme en tu cuna

de azul y húmedo espejo.

Me ahoga mas la ira

dejándome respirar

prefiero ahogarme en tus aguas

para no sentir jamás

esta congoja que duele

por no poder llorar

convirtiéndola en rabia

que no me gusta cargar.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *