Quietas tempestades

Mientras las hojas son mecidas
por la suave brisa
mi corazón es azotado
por quietas tempestades. 
 
Nunca tanta soledad
como en estos días. 
 
Las nubes pasan doradas
en pequeños capullos.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *