Pu sa man

pu sa manEl bosque inmenso está enterrado en un velo de niebla,
la montaña solitaria derrama su glauco color.
El crepúsculo penetra a la elevada cámara
donde hay una mujer triste.

En vano permanece de pie en lo alto del porche de color jade.
Los pájaros vuelan apresurados hacia sus nidos.
¿Por dónde retornará su amado?
Las largas etapas suceden a las etapas cortas.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *