Por Caridad

Por caridad

Laura, paloma amedrentada,
hija del campo, qué existencia ésta,
dices, con el hijo a cuestas
desde tus veinte años,
tres años en la Maternidad
fregando los suelos,
por caridad (por caridad, te dejan fregar el suelo),
ahora en la calle y entre mis brazos,
Laura, te amo directamente…..

 

no por caridad, estás cansada de todo,
de sufrir frío, de tu pequeño acordeón
entre las piernas, del desamor,
pero no olvides (nunca),
yo te amo directamente, y no por caridad.

Etiquetado en: , , , . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *