Poema del domingo triste

Este domingo triste pienso en ti dulcemente

y mi vieja mentira de olvido, ya no miente.

La soledad, a veces, es el peor castigo…

Pero, ¡ qué alegre todo, si estuvieras conmigo!

Entonces no querría mirar las nubes grises,

formando extraños mapas de imposibles países;

y el monótono ruido del agua no sería

un motivo secreto de mi melancolía.

Este domingo triste nace de algo que es mío,

que quizás es tu ausencia y quizás es mi hastío,

mientras corren las aguas por la calle en declive,

y el corazón se muere de un ensueño que vive.

La tarde pide un poco de sol, como un mendigo,

y acaso hubiera sol si estuvieras conmigo;

y tendría la tarde, gravantemente muda,

el ingenio impudor de una niña desnuda.

Si estuvieras conmigo, amor que no volviste,

¡ qué alegre me sería este domingo triste!

Bookmark the permalink.

2 Responses to Poema del domingo triste

  1. sol says:

    nada podria describir mejor lo que estoy sintiendo que este bonito poema gracias

  2. Sofia Rivera says:

    en el año 70 oi esta poesia y me encanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *