Poema de la gratitud

Poema Gratitud

SÉ QUE ES INNECESARIO LLENARTE DE CORALES O DE ROSAS;
DESCOLGAR LOS LUCEROS PARA ADORNAR TU CASA
O HACER QUE EL SOL FLOREZCA A MEDIA NOCHE
PUES GERMINA LA LUZ EN TUS RAÍCES.

TAMPOCO UNA CANCIÓN ES ESENCIAL
PARA LA RESONANCIA DE MI BOCA Y SUS LOCAS PALABRAS,
NI DISPARAR BENGALAS PONIENDO AL CORAZÓN COMO ESTALLIDO.

 

LA MÚSICA TÚ ERES.
PUEDO CRUZAR EL MAR CON LOS OJOS CERRADOS
O SI QUIERES TAMBIÉN TRANSITAR POR SU ESPALDA;
METER UN BRAZO AL FUEGO, DORMIR SOBRE LA ESCARCHA
O TOMAR UN SENDERO QUE NADIE HA DESANDADO.

LA MAGIA TÚ LA TIENES.
PUEDO ESO Y MÁS HACER Y DESHACER
O NO HACER NADA,
Y DECIRTE EN SILENCIO CON SÓLO MIS PUPILAS
Y TAL VEZ UNA LÁGRIMA:
GRACIAS,
POR TU TIEMPO, TU ESPACIO Y TUS PALABRAS;
POR HABERME QUERIDO EN LA JUSTA MEDIDA
Y TAL VEZ CON EXCESO;
POR HABER CAMINADO SOBRE LA CUERDA FLOJA
Y A VECES POR EL FILO PERO SIEMPRE A MI LADO.

MUCHAS GRACIAS, AMOR,
POR HABER SIDO HUÉSPED DE MI ALMA,
Y HACERME SENTIR VIVO TANTAS NOCHES Y DÍAS
CON TU PRESENCIA CLARA.
LOS CAMINOS SE ROMPEN, COMIENZAS OTRA HISTORIA;
NO ALCANZO YA A MIRAR LAS PECAS DE TU ESPALDA,
NI PUEDES TÚ ESCUCHARME, MAS VOLVERÉ A DECIR
AHORA Y ETERNAMENTE:
GRACIAS.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *