Poema al despecho

Poema al despecho

No sé como comenzó esto
ni sé definitivamente su final
pero el tiempo ya ha pasado
las cosas ya se han dicho
y los actos ya están hechos
Si yo no he sido “eso”
que tú quisiste que yo fuera
tal vez tu muñeca o tal vez tu ramera
pues quédate esperando porque yo ya me voy….

Si algún día dije que te quería
no me arrepiento de eso
sino de la forma en que lo recibiste
y en la forma como no lo dijiste
Y ahora viene una pordiosera
queriendo recoger migajas
de un amor que todavía siento
pero de un hombre que no vale la pena
es por eso que son migajas
porque no deja huellas
sino remedos de hombría…

 

Si tal vez no te bastó que fuera
inteligente, fiel y bella
pues que pena que así lo pienses
porque nada es eterno
nada es para siempre
aun mi cariño y mi nobleza
Si algún día te fallé tú lo hiciste por mil
si algún día te ignoré tu ni siquiera lo supiste
si fui indiferente tú fuiste la indiferencia misma
y es por eso que te digo un hasta pronto
para ver si así te duele
para ver si es que algo me quieres
para ver a quién prefieres
si a la mujer con virtudes
o a la ramera pordiosera
Pudiera hacer muchas cosas
pero no me da la gana
pudiera mandarte al infierno y no puedo
pero si son las cosas que yo creo
pues con el dolor de mi alma te vas
¿¿Para volver?? …

lo más probable
pero con el mismo sentimiento, casi imposible
porque si tú no supiste de lealtad
yo aprendí hasta lo que no sabía
y si me dejas con el corazón en la boca
yo te dejo con la seguridad
de que no encontrarás
ni a la mujer ni a la virtud
de la que ya escuchaste hablar
Si los rumores te distrajeron
debes creer también que ella es virgen
si estás confundido, fúmate un cigarrillo
para que en el humo te vayas de una vez
y si quieres invítala a ella
porque yo si no te acompaño
pues si ella prefiere tu cuerpo
yo siempre preferí tu alma
Y ojalá te haga sufrir
ojalá descubras lo que no puedes ahora
vamos a ver entonces quien tiene la razón
o la dama que ahora reniegas
o la prostituta que sació tu pasión…

No sé si despedirme
porque no creo mucho en el adiós
sólo creo en mí misma y hasta creo en parte en ti
por el mero hecho de lo que me haces sentir
pero si las cosas van a ser así
yo la primera siendo segunda
yo la segunda cuando la otra es la primera
te vas a hacer lo que más te gusta, “amor”

vamos a ver si ella te aguanta
¡todo lo que te he aguantado yo!
Una vez más te diré hasta pronto
y si te decides rápido por mí, ¡que te cueste!
o si te decides por ella
olvídate de lo que es ser celeste
pues todo lo fácil y usado es bueno
sólo en caso de necesidad
hasta pronto entonces, “cariño”
recién sabrás lo que es bueno
¡porque lo mejor ya lo conociste!…

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *