PIEDRAS

 
Pero habían huido, los buscaron
decididos a no perder egoísmo mágico
los buscaron ojos lágrimas quebradas
desesperación.

 
pero habían huido, no como quien se pierde en un laberinto 
diabólico sino en una realidad de congoja
donde la sal sabe a hierbas 
pero, decía, los buscaron
ojos lágrimas quebradas
y era la existencia del vacío.

vientre cuyo gesto lacraba la esperanza
terror de pérdida
introversión trágico piedras
sonido de laceración del espectro  
doliente.
 
agotada la lámina del día regresaron
ojos lágrimas quebradas desesperación
los buscaron.

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *