Pensamientos de primavera

pensamientos de primavera

La hierba de yen es seda verde,
obscuras cuelgan las ramas de mora de Chin.

Mientras vos, mi señor, estáis anhelando volver,
el corazón de vuestra criada se destroza en el hogar.

Ah, ¿por qué el viento de primavera, un extraño,
separa las cortinas de mi lecho?

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *