Nocturno a la luna

 nocturno a la luna

La luna, que brincó por la ventana,
en el piso del cuarto se restira
rebotando en el muro que la mira
y, del rebote, la penumbra emana.

Su luz, entre las sombras deshilvana
un metálico brillo que delira,
y el espejo sediento le suspira
desde el rincón, como presencia humana.

 

Perforada la sombra, se estremece,
y el rayo de la luna me parece
escalera pendiente de los cielos.

Y asido a la visión que me rodea,
el afán de mi alma se recrea
al subir por el rayo sus anhelos.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

One Response to Nocturno a la luna

  1. chepe guevara says:

    son buenos me gustan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *