No pienses

No pienses que estoy llorando por tu falso y cruel amor; yo no lloro por un hombre que no tiene corazón

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *