NADA

A mi sombra.
Se aleja nada entre el vacío se palpa la presencia nada fuegos fatuos aparecen
nada solamente un rostro ebúrneo sigilosamente se diluye nada otra vez luces
sombrías parpadean intermitentes nada unas hespérides sonríen desde lejos
nada vuelve a aparecer el humo ígneo de tu mirada nada todo fluye largo
devenir lento camino se inicia desde tu partida nada aves vuelan ríos de
lluvia misteriosa nada vida absurda dolor llanto sueño nada de nueva cuenta
se aleja nada nada nada.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *