Mientras espero la muerte

121102203

Cuando muera un mapa del mundo
colgará sobre mi cama, la pequeña biblioteca en Mijas
donde leí a Lorca por vez primera
se transformará en un café, los olivos
sin los que no puedo vivir habrán florecido,
veré la muerte desde lejos esperándome
mas no me moveré moriré en un tren
y el paisaje será de árboles blancos, suspendidos
sobre nubes grises, moriré en el cielo
donde los pájaros portarán un arroyo de luz
en sus alas, moriré en un coche
donde las ventanas serán un manto de nieve,
moriré en movimiento.

Mientras espero,
mi amante me dirá eres bella.

Y querrá decir, extraño el mar

Yo diré, no sé qué nombre darle a la vida,
pero sé que debemos jugar
para que todo no sea muerte.

Él preguntará,
por qué nos volvemos quietud
¿es un ruido cercano,
donde las piedras moscas árboles pájaros
el eco y la tierra y lo que ellos
ocultan insisten en la música?
Un canto nos rozará.
Yo lo miraré, él también a la espera
pero no sé de qué.

Luego pensaré, la soledad sabe
que es el lugar del vacío,
y la muerte sabe que no debe contar
mientras espera.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *