Melancolía

Melancolia

La lluvia susurra en mi ventana,
el río corre áspero y monótono,
las hojas mueren en el fracaso de la noche,
el viento arrecia cual si huyera despavorido,
las flores estoicas resisten la tempestad,
y tu último recuerdo agoniza en mi memoria.

El susurro se torna en estruendo,
el río, ahora furioso, emprende veloz carrera,
las hojas siguen meriendo en el inicio del amanecer,
el viento prosigue su feroz castigo,
las flores, finalmente, perecen deshaciéndose en pétalos,
la vida sigue su frágil discurrir,
y , mientras tanto, yo sigo llorando por tú.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *