Mas que una aventura

Mas que una aventura

Lo que sentimos tú y yo…
es más que una aventura,
tú me elevas a los cielos
inspirado en tu hermosura.

Caminos tejen las nubes
al pasearme de tu lado,
se sonrojan mis cachetes
como un niño enamorado.

La emoción que tú produces
en mi vida es mucho más…
que un simple sentimiento
y me hace ilusionar.

Cierro los ojos y palpo
con mi olfato tu ternura,
te acaricio con mi piel
y me embriago en tu dulzura.

Nadie nunca me había amado
como lo haces… Jesús,
nunca yo hube tenido
en mí… tan divina luz.

Puedo cruzar siete mares,
y deslizarme en sol,
bordear la tierra en tu aliento,
y llenarme de tu amor.

Sembrar jardines de estrellas,
hacer bombillas de luna,
cortar un poco de cielo
y con él hacer mi cuna.

Puedo convertirme en viento
o volverme el horizonte,
recorrer el universo
como alazán en galope.

Transitar el más allá
y el más acá de las cosas,
ser música celestial
o ser una simple nota.

Pequeña gota de lluvia,
o caudal en catarata,
del suelo fluctuarme en río,
y de abismos mar de plata.

Lava ardiente de un volcán,
o un témpano hecho frío,
vapor que llena el sendero
transfigurado en rocío.

Ser ave en levitación,
mariposa que aletea,
un pez nadando entre rocas,
o una inquieta marea.

Tantas cosas puedo ser…
si tú a mi lado vas,
esto es más que una aventura…
el cariño que me das.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *