Poema Luna llena

Luna llena

He visto a la luna llena
asomando en mi ventana.
La he visto jugar coqueta
reflejándose en el agua.
Suave murmullo en el aire
de la onda iluminada,
ola que besa la orilla
de sal y espuma plateada.

He visto el rayo plateado
correr entre la alborada
pintando las hojas verdes
y ramas de luz y plata.
La brisa suave en la noche
de perfumes llena al alba,
perfume de oro y estrellas
impregnando en luz el alma.

He visto a la luna llena
paseando en la madrugada,
juguetona recorriendo
el camino en lontananza.
La he visto sobre el papel
del poeta que la aguarda
para inspirar en sus letras
su esencia siempre sagrada.

Vi su brillo en la sonrisa
del amante que resguarda
su amor prohibido en las sombras,
ocultándolo a las miradas.
La he visto nacer en los ojos
del enamorado cuya lágrima
se ha deslizado en silencio
por un amor sin mañana.

He visto a la luna llena
pintada en altas murallas,
diosa de luz y de plata
junto al Dios sol adorada.
Imágenes de otros tiempos,
secretas voces de otras razas
que siendo una con el universo
a la naturaleza adoraban.

 

Disco de luz que las sombras
ilumina a la distancia,
luz de perlas y luciérnagas
que custodia la palabra.
La palabra alfa y omega
de todo lo que respira
bajo esta bóveda animada.
He visto a la luna llena
escaparle a la mañana,
alejándose muy de a poco de mi ventana.
Misteriosa forma de ocultar
su luz de diosa y de maga,
sigilosa se escabulle
del astro rey que la aguarda,
dejándole sólo llegar
su reflejo a la distancia…

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *