Los Recuerdos quedan

Los Recuerdos quedan

El tiempo pasa, no lo puedo detener,
sólo quedan los recuerdos
que no quisiera olvidar.
Los ví crecer día a día
y siento como si fuera hoy:
sus voces, sus gritos, sus risas y sus llantos,
en mi memoria tengo sus tristezas y alegrías
y me río al recordar por algunas picardías.

Siempre fueron bondadosos,
obedientes, respetuosos y sinceros,
con un corazón muy grande,
que no sólo como madre reconozco.
Ahora que han hecho sus propios nidos,
y ya no necesitan de mis manos.

Dios hará que no pierdan el optimismo,
la bondad y la valentía en momentos dolorosos,
que tengan equilibrio para no caer,
que sepan amar y dar, como siempre lo hicieron,
y sólo así hijos del alma, me harán sentir
que habrá valido la pena vivir.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *