Loca cordura

Loca cordura

Sólo un poco de locura,

un poco de locura que me cautiva,
un poco de locura que me invita

a su habitación blanca y suave,
a su refugio fuera de las cárceles

del tiempo y de las obligaciones.
Un poco de locura que me invita

a escapar de las presiones,
a refugiarme en mis sueños;
un poco de locura que me invita

a sentirme seguro,
un poco de locura que me hace perder

en los horizontes del mañana,

cerca del cielo y de las nubes,
donde los ángeles toman vino

del arroyo de las fantasías,
en medio de los campos de nubes blancas

que cobijan las caídas.
Un poco de locura que cura mis heridas,
un poco de locura que disminuye mis preocupaciones

y me sumerge en mis dolores,
que me invita a afrontarlos

y a sufrirlos para poder dejarlos,
para poder superarlos.
Un poco de locura que me invita

a la cordura de sentir la vida que quiero vivir.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *