Maldito estrés

Maldito estres

Me sobresalta el despertador..
Respiro hondo..hay tiempo,me relajo..
Me dispongo a ir al trabajo y..
comienza el tráfico,miro el reloj..
Respiro hondo..hay tiempo,me relajo..
Dura jornada laboral..acaba..
Respiro hondo,me relajo..
De nuevo el tráfico…

Para mi asombro..ni respiro suave,ni hondo..!!
hizo mella el estrés..!!
mañana no lo hará..he pensado..
que de este mundo nada me llevo..
Comenzaré, sin sobresaltos..
Del estrés.nada heredaré..

así..que respiraré..me relajaré
Conmigo no podrá ese estrés..!!
Al fin y al cabo..en este mundo ..¡¡todo dejaré..!!
¿Mejor vacuna para el estrés..?
Decirle "ciao" y poder con él..

Locura de amor es lo nuestro

Locura de amor

Locura de amor es lo nuestro,
porque locos estamos de Pasión,
mas no es locura es Bendición
que nos llega desde el Cielo;
Locuras sin paraderos
cuando nos damos caricias,
besos que son las delicias
de un amor tan verdadero.

Locuras de amor en el cielo
cuando juntos nos miramos,
es como mirar a los Astros
cuando en tus ojos me veo;
Locura porque te quiero,
porque de verdad nos amamos
y porque somos como hermanos
de tanto que nos queremos.

Locura cuando te veo
y no te puedo abrazar,
locura por querer tocar
tus bellos y largos cabellos;
Locura es nuestro lecho
que arde de tanto fuego,
locura porque lo nuestro……

!NO ES TERRENAL,ES DEL CIELO!

Etiquetado en

Fantasía de amor

Fantasia de amor

Mi cuerpo sigue temblando
mis labios aún adormecidos
fue una noche mágica: que locura
cuando amaneció ya no estaba
se desvaneció como la tenue luz de la habitación.

Aún escucho sus te amo
aún siento sus latidos
aún percibo su silueta: que hermosura
cuando amaneció ya no estaba
se desvaneció como la tenue luz de la habitación.

Me quedan marcados sus dedos
en mi espalda, fuego y deseo
aún saboreo sus labios: que ternura
cuando amaneció ya no estaba.

Se desvaneció
como la tenue luz de la habitación.

Hoy despierto y más calmado
te llamo y tan solo pido
que despejes esta duda
si este amor fugaz y de locura
fue amor de verdad o fantasía.

Tu Puerto lejano

Tu Puerto lejano

Anoche decidí por fin partir de tu puerto,
He levado el ancla que dejé encallada en tus sueños,
Parto con mis velas rotas y mi barca maltrecha
Pero con el viento en popa a mi favor.

Mi camino es largo sobre el mar de mis anhelos
Y aún se es inmenso mi dolor, navegaré sin miedo
Pues ahora baso mi fortaleza en éste amor propio
Y por ti no tocaré el fondo de nuevo.

No conozco mi destino aún, no se cuanto he de tardar
Pueden ser horas, minutos, o quizás una eternidad,
Ya no temo al horizonte que diviso pues
Hoy el sol en mi vuelve a brillar.

Continuar leyendo

Que noche hojas suaves

Que noche de hojas suaves

Qué noche de hojas suaves y de sombras
de hojas y de sombras de tus párpados,
la noche toda turba en ti, tendida,
palpitante de aromas y de astros.

El aire besa, el aire besa y vibra
como un bronce en el límite lantano
y el aliento en que fulgen las palabras
desnuda, puro, todo cuerpo humano.

Yo soy el que has querido, piel sinuosa,
yo soy el que tú sueñas, ojos llenos
de esa sombra tenaz en que boscajes
abren y cierran párpados serenos.

Qué noche de recónditas y graves
sombras de hojas, sombras de tus párpados:
está en la tierra el grito mío, ardiendo,
y quema tu silencio como un labio.
Era una noche y una noche nada
es, pregona en sus cántigas el viento:
aún oigo tu anhelar, tu germinar melódico
y tu rumor de dátiles al viento.

Y he de cantar en días derivarte
por ondas de oro, y en la noche abierta
que enturbiará de ti mi pensamiento,
he de cantar con voz de sobra llena.
Qué noche de hojas suaves y de sombras
de hojas y de sombras de tus párpados,
la noche toda turba en ti, tendida,
palpitante de aromas y de astros.

Un poema a la victoria

*temp*

La única condición fue su convicción,
su honorable compromiso
con su pueblo y con su palabra.
Un corazón abierto para todos.

La tolerancia como baluarte,
la protección de la vida como ideología.
Compartir caricias y pan
reduciendo la carencia y la desolación.

La valiosa semilla sembrada,
el cultivo cuidadoso,
un brote frágil,
un fruto magnífico.

Silenciaron los cantos
ráfagas de ignominia
acribillando el amparo de la esperanza.
Se cosecharon miedo y agravios.

Continuar leyendo