La vida amable

La vida amable

Es preciso despertar
la vida de su letargo
y volver a caminar,
aunque el camino sea largo.

¿Es que acaso no recuerdas
no ha pasado tanto tiempo
esa sonrisa sincera,
esa amistad y desvelo?.

Tú, que tienes una edad,
y en otro tiempo has vivido
¿ya no puedes recordar
la amistad entre vecinos?.

Te escudas en que la vida
va cambiando con un ritmo
veloz, y dices que está perdida
según antes la vivimos…
pero no te desanimes
que el mundo da muchas vueltas
y es posible que termines
congraciándote con ella.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *