La Serenata india

La Serenata india

Durante el primer sueño de la noche
Soñando en ti mi corazón se eleva,
Mientras sopla suave y manso el viento
Y en el cielo titilan las estrellas.

Soñando en ti, mi corazón se arroba
Y un dulce espíritu que en mi estancia vaga,
Me conduce quién sabe por qué medios
Hasta el mismo dintel de tu ventana.

 

Languidece el errante cedidillo
Entre tinieblas; el silencio fluye;
El ampao entre vapores va exhalándose
Tal como el sueño en pensamientos dulces.

El plañir de los tristes ruiseñores
Sobre su propio corazón se apaga…
Tal quisiera extinguirme sobre el tuyo,
¡Oh, dulcísima prenda de mi alma!

Ven, bien mío, levántame del césped;
Desmayo, desfallezco de abandono;
Dame tu amor en deliciosa lluvia
De besos en los labios y en los ojos.
Mi mejillas están frías y pálidas;
Me late con violencia el corazón…

¡Ay, sobre el tuyo una vez más estréchalo,
Y al fin se quebrará, mi dulce amor!

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *