La Petición

La Peticion

Trátame bien
trátame con bondad
con cuidado
y consideración.


Háblame suavemente
como si yo fuera
el guardián de tus secretos.
Mírame delicadamente
como si fuera un venado
lamiendo a un trébol.

Vivamos en la calma
de una tarde de verano
donde criaturas aladas
susurran en los árboles y lagunas.

Cuando en desamparo y soledad
sujeta mi cara y dime
Todo estará bien
Estoy aquí para ayudarte
Todos estamos aquí
para consolarnos.


Seamos inocentes y simples
como el lobo de mar
y sabios pero humildes
como el pastor de ovejas
para que cuando nos encontremos
podamos sonreír y mirarnos a los ojos
sin tener miedo de lo que vemos.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *