La Maquinaria del poder

la maquina del poder

Manecillas mendaces de orbe preso
que disponéis en orden nuestras vidas
cercándonos tres veces con las bridas
del tiempo, ¿dónde está nuestro progreso?

¿Qué ganamos sino el vivir aprisa
la misma esclavitud que antes despacio?

Pautar la noria no es ganarle espacio,
y la rueda del poder, indivisa
por su autopista de dinero, sigue
trayendo el hambre, el odio, igual de bien
que hace cinco mil años. ¿Somos esto
que el segundero del reloj persigue,
este inútil girar sin saber quién
nos da la cuerda? ¿Sólo somos esto?

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *