La Jaula

La Jaula

Afuera hay sol. 
No es más que un sol 
pero los hombres lo miran 
y después cantan. 
Yo no sé del sol.

Yo sé la melodía del ángel 
y el sermón caliente 
del último viento.

 
Sé gritar hasta el alba 
cuando la muerte se posa desnuda 
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre. 
Yo agito pañuelos en la noche y barcos sedientos de realidad 
bailan conmigo.

 
Yo oculto clavos 
para escarnecer a mis sueños enfermos.

 
Afuera hay sol. 
Yo me visto de cenizas.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *