La Familia, una piramides de poder

La Familia, una piramides de poder

La familia es aquel sitio donde uno deja de ser solitario fugitivo.
La familia es el eterno retorno a uno mismo, el pasado y el destino.
Es la piedra fundamental de quienes somos, lo que queremos.
Es el fuerte que siempre resiste los dolores, lo que tememos.

La familia es fuente de amor inagotable, y sentido del amor mismo.
La familia es el poema de todos los poemas de amor jamás escritos.
Es el grupo de personas que la conforman, y cada una de ellas.
Es con quien compartir pasiones e intrigas, triunfos y tristezas.
La familia es un centro de poder, y ese poder es la confianza.

 

La familia existe adentro nuestro adonde quiera que uno vaya.
Es la camarería de un hermano, el ceño fruncido del padre.
Es aventuras de primos, paciencia de abuela, cariño de madre.
La familia es todo lo que importa confiar, y creer, y mantener.

La familia es aquello más venerable, lo que nos hace crecer.
Es todo esto y tantas cosas más, es fuego, agua, tierra y viento.
Es norte cuando estamos perdidos, descanso, palabra de aliento.

Etiquetado en: . Enlaza el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *